Sobre Conchita Wurst, los roles de género y los estereotipos

Sobre Conchita Wurst, los roles de género y los estereotiposa

Por Alicia Rocafull
Creo que conté doscientas treinta y cuatro Conchitas Wursts en las últimas fiestas del Orgullo LGBT en Madrid. Aún así, todavía hay mucha gente que no entiende de que va el “rollo conchita”. Es más, hay gente que todavía anda muy perdida con estas cosas de los géneros y las identidades. Hablemos sobre ello, que falta hace.

Durante los últimos días, y a raíz de que Conchita Wurst haya participado y ganado el Festival de la Canción de Eurovisión y poco después haya dado el pregón de las últimas fiestas del Orgullo en Madrid, me he fijado en el desconocimiento que hay por parte de muchas personas de lo que se ha venido a llamar diversidad sexual. Muchas habéis preguntado que si Conchita era un hombre, una mujer, un transexual, una drag-queen, un homosexual…. También hay quién se sorprende de que la presentadora de televisión Ellen Degeneres vaya siempre vestida con trajes de hombre. O de que Falete vaya siempre vestido de mujer. Vamos a intentar aclarar conceptos, para las que aún andáis un poco liadas con el tema, que por lo que se ve sois muchas.

Lo primero que hay que saber es que la manera como vivimos nuestro deseo sexual está vinculado con lo que somos, no es algo rígido ni permanente a lo largo de nuestra vida, es algo dinámico y cambiante, de la misma manera que nos transformamos nosotras y nosotros mismos.

Las distintas personas nombran de diferente manera sus propias identidades sexuales, porque puede haber tantas identidades como personas hay. Nombremos unas cuantas, en términos más generales:

Travesti. Es aquella persona que modifica su expresión de género (vestido, accesorios, etc, etc) por ratos, pero que vive el resto de su vida con su sexo y género. No busca cambiar de género ni de sexo puede ser hombre o mujer así como heterosexual, bisexual u homosexual. Con los nuevos tiempos, los artistas travestis han adaptado el nombre y ahora se llaman Drag-Queen o Drag-King (también los hay, aunque menos), que se traduciría como Reinona, pero ya sabéis cómo somos aquí de aficionados a usar términos extranjeros. Es interesante saber que uno puede ser travesti y no ser artista, porque puede usar el travestismo con fines fetichistas, por ejemplo.

Transgénero. Persona cuya identidad no se conforma sin ambigüedades a las normas convencionales de género masculino o femenino, pero que las combina o se encuentra entre ellas. Puede o no modificar su cuerpo con el uso de hormonas, aceites o cirugías y pueden ser homosexuales, bisexuales o heterosexuales. Un individuo transgénero puede poseer características que normalmente se asocian a un determinado género, identificarse de otra manera dentro de los géneros binarios o identificarse con un tercer género, una mezcla de ambos o ningún género. Dentro del transgénero se encuentran muchos conceptos derivados como la androginia, el género neutro, el género fluido y la transexualidad.

Transexual. Es aquella persona que modifica permanentemente tanto su identidad y expresión de género (nombre, vestido, forma de relacionarse con la sociedad) como su cuerpo a través del uso de hormonas y cirugías. No tiene que modificar forzosamente sus órganos genitales. Las personas transexuales pueden cambiar de hombre a mujer o de mujer a hombre. También pueden ser homosexuales, bisexuales o heterosexuales.

Como una cosa es la identidad sexual y otra muy distinta es la orientación sexual, vamos ahora con este segundo tema. Dependiendo de la orientación sexual las personas pueden ser:

Heterosexuales. Son personas que se relacionan erótica y afectivamente principalmente con personas del otro sexo.

Gays. Son hombres que se relacionan erótica y afectivamente principalmente con otros hombres.

Lesbianas. Son mujeres que se relacionan erótica y afectivamente principalmente con otras mujeres.

Bisexuales. Son personas que se relacionan erótica y afectivamente con hombres y mujeres.

Poliamorosos. Son personas que se relacionan erótica y afectivamente con hombres o mujeres, pero con varias a la vez. A partir de tres, ya es poliamor.

Aclarar que esto, al fin y al cabo, son etiquetas que pone el sistema, que la tendencia es que llegue un día en que todo esto no haga falta escribirlo ni aclararlo, que haya mujeres con barba, hombres con tacones, señoras que van a la compra vestidas con trajes del Cortefiel, etc, etc. Porque hay países donde las mujeres tienen bigote y pelos en las piernas, otros países donde los hombres llevan faldas, etc, etc. Se han establecido unos roles de género que son eso, roles.

Llegará un día que cuando nazcas no te asignarán el sexo en el registro, porque tanto el sexo como la orientación sexual serán una opción y no una imposición.

Y ese día está al llegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s