Pacientes con VIH sufren discriminación y falta de atención en los hospitales

Salta Salta registra alrededor de tres mil pacientes con esta enfermedad y es la provincia con más casos en el NOA

aPacientes con VIH sufren discriminación y falta de atención en los hospitales

02.07.14 La falta de estructura edilicia, insumos y médicos en el hospital Del Milagro pone en jaque a 800 pacientes. Ellos no son bien recibidos en otros nosocomios.

La discriminación y el abandono son una realidad que viven diariamente los enfermos de VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana).

Los más de 800 pacientes que reciben asistencia en el hospital del Milagro sufren carencias que no auguran un buen futuro para ellos en Salta, ya que éste es el único establecimiento en la provincia que atiende a personas infectadas por el virus que no cuentan con obra social.

Las carencias

La falta de estructura edilicia, de insumos y de especialistas son algunas de las grandes preocupaciones de los médicos encargados de la sala de Inmunodeprimidos.

Las 17 camas habilitadas para las internaciones y los tres consultorios externos para las consultas externas, no dan abasto en cantidad de pacientes ni en calidad de la atención.

Desidia es la palabra que algunos de los profesionales utilizó para graficar la grave situación en la que se encuentra la comunidad salteña que padece la patología.

De acuerdo a datos suministrados por el Ministerio de Salud Pública de la Nación, alrededor de tres mil pacientes constituyen la población infectada en Salta. Cifra que ocupa el primer lugar en las provincias del NOA y una de las más significativas a nivel nacional.

Sin una pileta para lavarse las manos cuando les toca atender consultas o la aventura de lograr un turno para especialistas en otros hospitales, los infectólogos del Milagro “hacen lo que pueden”. como le dijeron a El Tribuno.

“Este es el único hospital en toda la provincia que tiene un paciente con VIH para ser tratado. No sólo el que no tiene obra social sino también el que la tiene porque sabemos que hay muchas clínicas que no los quieren atender”, expresó Guadalupe Brunetto, una de las médicas de la sala.

“Lamentablemente, el VIH se está convirtiendo en un grave problema social que nadie lo está viendo ni teniendo en cuenta. El grupo de médicos que trabaja en esta sala hace magia para conseguir camas, estudios, para distribuir a los pacientes”, dijo Julio Garzón, gerente de atención del nosocomio.

“Todo lo que estamos haciendo es para pedir que este hospital cuente con una complejidad tal que el enfermo que no tiene a donde recurrir se atienda aquí” , explicó Garzón como una clara muestra de lo que vive la mayoría de pacientes positivos que sienten en carne propia el estigma de tener una enfermedad que la mayoría de las personas vinculan con la promiscuidad, travestismo o drogadicción.

El deterioro, una situación más que evidente a

El incendio de la sala de Fisioterapia y ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) producida hace dos años y nunca reparada, es una de las tantas muestras de deterioro y abandono en el que se encuentra el hospital del Milagro.

Si se trata de especialistas, el tratamiento y la asistencia médica se dificulta más de lo habitual para los pacientes con VIH. Así lo hicieron saber a El Tribuno, los médicos de la sala de inmunodeprimidos: “No tenemos aparatología, ni la estructura para prácticas quirúrgicas y existen algunas especialidades con la que tampoco contamos. Los oftalmólogos por ejemplo traen de sus consultorios particulares, los aparatos para hacer los estudios” .

La lista de carencias continúa, pero también influyen las actitudes negativas de algunos médicos y de otras instituciones. “Si queremos mandar un paciente para que lo vea un cirujano en el hospital San Bernardo es un problema terrible porque no los quieren recibir. Como hospital del Milagro no contamos con una articulación de acceso rápido. Algunas veces me quieren dar turnos con espera de hasta tres semanas. Muchas veces nos tenemos que arreglar solos y como podemos”, explicó Guadalupe Brunetto, una de las infectólogas. Actualmente el hospital del Milagro sólo cuenta con aparatos para radiología y ecografía, dos cirujanos pero que no pueden hacer mucho porque tampoco tienen quirófano ni la estructura quirúrgica para trabajar.

Las barreras más evidentes 

El tratamiento del VIH no sólo tiene que ver con la adecuada administración de recursos sino también con la creación de un espacio capaz de ofrecer un ambiente óptimo para los enfermos que lo padecen.

La realidad hospitalaria, que se refleja en el deterioro del edificio de avenida Sarmiento, es una de las causas más importante de la dura situación por la que atraviesan las personas con el virus, pero el desconocimiento de la enfermedad también.

Salta es la provincia que cuenta con la mayor cantidad (alrededor de 800) de pacientes bajo tratamiento.

La gran mayoría concurre al hospital del Milagro.

La cifra corresponde a las personas que reciben sus esquemas antirretrovirales desde el programa nacional-provincial de Sida por no contar con cobertura de obra social o prepaga.

“Si trasladamos lo que está pasando ahora a un contexto con proyección a 5 años más, nuestra provincia estará ante una emergencia realmente grave”, agregó Julio Garzón, gerente de atención.

Los más jóvenes

De acuerdo a las últimas estadísticas, en la provincia, el grupo de edad con mayor cantidad de diagnósticos es el comprendido entre los 20 y 45 años, encontrándose en franco aumento, tanto en la provincia como a nivel nacional. El 19% ocurre en menores de 20 años y un 20 % tiene más de 45, observándose también una cantidad notable de diagnósticos en mayores de 65 años. En cuanto a la distribución por sexo, el masculino supera al femenino con un 63% contra un 37%.

La necesidad de  una campaña 

PERSONAL QUE TRABAJA CON LO MINIMO EN SALA DE INMUNODEPRIMIDOS 

aLa tasa de mortalidad de la enfermedad está registrada en un 7,2% por cada 100 habitantes.

Dato más que importante sumado a la gran cantidad de personas con diagnósticos “positivos” que nunca fueron a retirar los resultados de sus análisis.

Lo cierto es que del total de VIH (+) en la provincia (alrededor de tres mil) se estima que sólo el 50% conoce su diagnóstico.

De allí la necesidad de poner en marcha una campaña de concientización y promoción sobre la realización de estudios.

Los beneficios de obtener un diagnóstico precoz permitirá el suministro de un tratamiento que propiciará a los pacientes una vida normal, sana y libre de complicaciones.

“Vemos propagandas contra el dengue, contra la gripe, y resulta que se mueren más personas de VIH que de esas enfermedades. Es lamentable que el VIH no cuente con campañas de prevención de ese tipo porque es una de las patologías que mas fallecimientos registra”, explicó una médica del hospital.

Combinación mortal 

ARCHIVO CON CENTENARES DE EXPEDIENTES DE PACIENTES CON VIH

aLa ausencia de tratamiento contra el VIH junto al consumo de sustancias tóxicas, resulta sin dudas una combinación letal a la que están expuesta decenas de personas con diagnóstico positivo.

“Virus de Inmunodeficiencia Humana asociado a toxicologías como el “paco’ representan un pronóstico sombrío. Realmente es preocupante. El paciente adicto con VIH positivo no hace tratamiento, sigue teniendo relaciones sexuales sin cuidarse por lo tanto sigue infectando.

El adicto no continúa con el tratamiento, comienza, deja, y seguirá de esta manera hasta que se muera, es duro pero es la realidad”, dijo Guadalupe Brunetto, quien junto a Mariana Neder y Milton Décima son los infectólogos que trabajan en el hospital del Milagro.

VIH

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana afecta a las células de defensa de nuestro cuerpo, llamadas linfocitos T CD4. Si la infección no es controlada evoluciona con mayor rapidez a lo que llamamos SIDA.

Este virus se encuentra en la sangre, en los fluidos de los órganos sexuales (líquido pre eyaculatorio, semen, secreción vaginal) y en la leche materna.

El dato 
  • El tratamiento del VIH tiene que ver con la adecuada administración de recursos y la creación de un espacio óptimo.
Las frases
  • “Cuando va un paciente VIH al hospital San Bernardo así tenga la panza abierta lo mandan para acá” (Julio Garzón).
  • “Uno es infectólogo y tiene que armarse un plan de control de infecciones y no se puede hacer” (Guadalupe Brunetto). .
  • “Nadie quiere saber que en Salta hay VIH. Nadie quiere saber que la gente todavía se muere de eso” (G. Brunetto).
  • “Parece que fuera a propósito, esto de olvidarnos porque son infecciones que nadie quiere ver” (Guadalupe Brunetto).
  • “Lo real es que los enfermos de VIH no dan plata, no tienen seguro social, no generan dinero” (Julio Garzón).
  • “Del VIH solo se acuerdan los primero de diciembre. Después, la enfermedad regresa al más cruel olvido” (especialistas).

aVerónica Casasola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s